Rey y poder en la monarquía visigoda

Pablo de la Cruz Díaz Martínez

Resumen


La única institución política claramente definida y regulada en la historia visigoda fue la monarquía, y cualquiera otra a la que podamos aludir fueron, o bien instrumentos políticos de la monarquía o, en función de las relaciones de fuerza con el clero y la aristocracia, mecanismos de limitación o control de su poder. Parece claro que la monarquía visigoda fue una institución política. Por medio de una acumulación de tales instituciones una sociedad con una estructura compleja, caso de la sociedad visigoda, administra sus recursos, impone y recauda impuestos, limita o abusa de su poder, legisla y administra justicia, para lo cual se dota de una burocracia y un ejército... La institucionalización de la monarquía visigoda fue un largo proceso interrumpido por la invasión musulmana, pero los indicios de la última etapa del reino parecen mostrarnos un proceso de desintegración centrífuga con una imposición cada vez mayor de los intereses privados frente a los públicos, y donde la monarquía se mostraba cada vez más débil.

Texto completo:

PDF


Copyright (c) 2013 Iberia. Revista de la Antigüedad

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.

© Universidad de La Rioja, 2013

ISSN 1575-0221

EISSN 1699-6909