Valores y vida cotidiana

Emilio Martínez Navarro

Resumen


Aprender a valorar es un proceso largo y complejo en el que intervienen múltiples sujetos (padres, amigos, profesorado) y múltiples disciplinas (ciencias, artes, humanidades). Pero el éxito del proceso está condicionado por la presencia o ausencia de una actitud básica de búsqueda de la verdad que ha de ser equidistante de dos extremos: del dogmatismo y del escepticismo. Para fomentar una actitud reflexiva y abierta es preciso considerar el aula y los demás espacios educativos como diversas comunidades de investigación, esto es, foros de diálogo, ayuda mutua y búsqueda en común de todo lo que merece ser valorado.

Texto completo:

PDF


DOI: http://dx.doi.org/10.18172/con.407

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

© Universidad de La Rioja, 2013

ISSN 1575-023X

EISSN 1695-5714